¿Por qué Zet?

 

Para los más curiosos, aquí va la historia:

 

En un principio nos llamábamos Zenzeimage, cuando éramos solos dos socios en la empresa (Diego Senosiain y Felipe Stange), y este nombre nació como burla a un compañero que nos abandonó y creó su propia empresa: Bug Image (así nuestra catana mataría a su escarabajo).


Tras realizar varios proyectos bajo ese nombre, se sumó una nueva socia al equipo (María José Iglesias) y fue en ese entonces cuando decidimos refrescar la marca de esta nueva empresa, manteniendo la “Z” de nuestro nombre primario.

 

Queríamos un nombre simple, pero impactante; buscábamos mostrar dinamismo, pero también metodología. Así, tras varias horas, días y semanas, decidimos que seríamos Zet. ¿Por qué Zet? Porque suena como “set de estudio” (y lo que buscamos es hacer visibles y atractivos a nuestros clientes), a la vez remite a la acción de “Set up” (construir, establecer, crear, instaurar), y finalmente tiene similitud con la inspiración oriental Zen, que se basa en un trabajo integral, en profundidad, minucioso, elaborado y con sentido.

 

¡Todo eso somos!
Bienvenidos a Zet